recetasabuelamaria.com

CROQUETAS DE CHIPIRONES

Las croquetas de chipirones, receta de la abuela María, son un verdadero manjar. Veremos cómo hacer unas croquetas caseras de chipirón, crujientes por fuera, que no explotan al freír y muy jugosas y sabrosas por dentro. Croquetas de calamar.

INGREDIENTES  

  • 300 gr de chipirones  
  • 750 ml de leche  
  • 2 cucharadas grandes de harina de trigo  
  • 2 cucharadas grandes de mantequilla  
  • 1 diente de ajo 
  • 1 cebolla  
  • Pimienta negra recién molida  
  • Nuez moscada  
  • 1 sobre de tinta de calamar  
  • Sal 
  • Aceite de oliva

PARA EL REBOZADO

  • 1 huevo  
  • 2 cucharadas de leche
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite para freír

PREPARACIÓ

Limpiamos bien los chipirones y los troceamos. A los más grandecitos, lo haremos con cuidado, porque más adelante veremos como extraer su propia tinta, que necesitaremos en esta receta.

En una sartén grande, ponemos un chorrito de aceite de oliva y vamos a sofreír los calamares, hasta que notemos que ha evaporado toda el agua.

Añadimos la mantequilla, el ajo y la cebolla picada y sofreímos todo hasta pochar.

Ponemos la harina y seguimos cocinando todo junto, para que esta, pierda el sabor a crudo.

Agregamos la tinta de calamar, os dejo un enlace, para que veáis cómo obtenerla de los propios calamares y no necesitéis comprarla. 

Bajamos el fuego al mínimo (en una vitro o inducción del 1 al 9 la dejamos en el 1)

Añadimos un poco de leche sin parar de remover hasta integrar por completo.

Repetimos el proceso varias veces, hasta que ya tengamos incorporada al menos, la mitad de la leche.

Entonces ya podremos poner el resto de leche.

Añadimos un poco de pimienta negra recién molida, nuez moscada y sal al gusto. 

Subimos el fuego a medio y cocinamos sin dejar de remover hasta que la masa espese. 

Colocamos en una bandeja de tamaño apropiado, cubrimos con papel film y dejamos enfriar.  

Metemos en la nevera por al menos tres o cuatro horas.  

Batimos el huevo añadimos las cucharadas de leche, pimienta y sal al gusto.  

Cortamos trozos de nuestra masa del tamaño de croquetas y le damos la forma deseada. 

Pasamos por harina, después por el huevo y por último por pan rallado.  

Freímos en abundante aceite. 

Toca aquí para unirte a nuestro nuevo grupo de Facebook, podrás ver y compartir más recetas

Compartir gratis