Descubre cómo hacer bolitas de buñuelos de viento en casa con esta receta fácil y deliciosa. ¡Aprende paso a paso y disfruta de un dulce irresistible para cualquier ocasión!

BOLITAS DE BUÑUELOS DE VIENTO: RECETA FÁCIL Y DELICIOSA PARA DISFRUTAR EN CASA

Sumérgete en el mundo de la repostería casera con nuestra receta paso a paso, para crear unas irresistibles bolitas de buñuelos de viento.

Esta deliciosa opción, perfecta para cualquier ocasión, combina la suavidad de la masa con la crujiente textura al ser frita a la perfección.

Con ingredientes simples como harina, agua, huevos y un toque de mantequilla, te guiaremos para lograr el equilibrio perfecto y disfrutar de estas pequeñas delicias en la comodidad de tu hogar.

Desde la preparación de la masa hasta el momento en que las bolitas doradas flotan en el aceite, nuestra receta fácil te brinda todos los detalles esenciales.

Estas bolitas de buñuelos de viento son ideales como postre o merienda, y su encanto clásico hará las delicias de tus seres queridos.

¡Anímate a explorar la cocina tradicional con nuestra receta y añade un toque dulce a tus momentos especiales! No te pierdas la oportunidad de sorprender a tus invitados con estos buñuelos caseros que capturan la esencia de la auténtica repostería.

INGREDIENTES

  • 1 taza de agua
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1 taza de harina de trigo
  • 4 huevos
  • Una pizca de sal
  • Aceite para freír
  • Azúcar glas (opcional, para espolvorear)

PREPARACIÓN

En una cacerola, calienta el agua y la mantequilla hasta que hierva.

Reduce el fuego a medio y añade la harina de una vez. Remueve constantemente hasta que la mezcla forme una masa y se despegue de las paredes de la cacerola.

Retira del fuego y deja enfriar durante unos minutos.

Agrega los huevos uno a uno, asegurándote de que cada huevo esté bien incorporado antes de agregar el siguiente. La masa debe volverse suave y brillante.

Calienta suficiente aceite en una sartén profunda a 180°C (360°F).

Con la ayuda de dos cucharitas, forma pequeñas bolitas de masa y colócalas con cuidado en el aceite caliente. No sobrecargues la sartén para evitar que los buñuelos se peguen entre sí.

Fríelos hasta que estén dorados y crujientes, girándolos ocasionalmente para asegurar una cocción uniforme.

Retira los buñuelos de viento y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Opcionalmente, puedes espolvorear los buñuelos de viento con azúcar glas para darles un toque dulce adicional.

En esta receta no se incluye levadura. Los buñuelos de viento, en su versión tradicional, suelen prepararse con una masa que no lleva levadura. En cambio, la esponjosidad de estos buñuelos se logra principalmente a través de la incorporación de huevos a la masa, que se inflan al freírse, creando una textura ligera y aireada.

Sin embargo, hay variaciones de la receta que pueden incluir levadura para obtener una textura diferente. Si prefieres una versión con levadura, puedes agregar 1 cucharadita de levadura en polvo a la harina antes de mezclar con los demás ingredientes. Esto dará como resultado unos buñuelos ligeramente más esponjosos. ¡Experimenta según tus preferencias!

Ahora disfruta de tus deliciosas bolitas de buñuelos de viento. Puedes servirlas como postre o merienda. ¡Buen provecho!

Toca aquí para unirte a nuestro nuevo grupo de Facebook, podrás ver y compartir más recetas

Compartir gratis
Protección anticopy activa!